1. Introducción

En esta cuarta parte de la UT 4 del Manual del Patrón de Yate, vamos a repasar los conceptos teóricos relacionados con corrientes, y resolveremos varios problemas prácticos en la carta náutica. Estos problemas incluirán aspectos ya contemplados en las partes anteriores de esta unidad (cálculos de corrección total, rumbos y distancias y líneas de posición, etc. como paso previo a dichos cálculos con corrientes).

Los problemas de carta náutica relacionados con la corriente pueden ser de dos tipos:

a) La corriente es CONOCIDA. En este caso, conociendo el rumbo y la intensidad de la corriente, en la carta náutica efectuaremos cálculos de rumbos y velocidades del buque (efectivo, verdadero, de aguja, etc).

b) La corriente es DESCONOCIDA. En este caso, el objetivo es calcular la corriente en una zona, su rumbo e intensidad, en base a situaciones verdaderas obtenidas mediante líneas de posición y posiciones estimadas a la misma hora.

2. CONCEPTO DE CORRIENTE, RUMBO Y VELOCIDAD EFECTIVOS y DERIVA. EL «TRIÁNGULO DE LA CORRIENTE».

La corriente es el movimiento de agua en una dirección determinada, y este movimiento de la masa de agua actúa sobre la obra viva transportándolo en la dirección de la corriente (Rc), y con una determinada velocidad que la medimos como Intensidad horaria de la corriente (Ihc).

El efecto de la corriente sobre la derrota hace que el barco se mueva afectado por dos fuerzas (o vectores) :

– El rumbo (Rv o Rs) y velocidad (Vm) del barco. Se tomará el Rumbo Verdadero (Rv), o el Rumbo de superficie (Rs) en caso que haya viento/abatimiento.

– El rumbo (Rc) y la velocidad (Ihc) de la corriente.

Para calcular esta resultante se compondrá un gráfico con ambos vectores; y la suma o resultante de ambos vectores es el rumbo efectivo (Ref) y la velocidad efectiva (Vef) con la que navegará el barco.

El triángulo con los tres vectores (Rumbo verdadero (o de superficie), Rumbo efectivo y Rumbo de la corriente, con sus correspondientes velocidades) se denomina el  “Triángulo de la corriente”, y lo trazaremos en la carta en todos los problemas en los que intervenga la corriente, como vemos en la figura.

El ángulo que forma el rumbo efectivo con el que el buque seguiría en el caso de que no existiese la corriente se denomina deriva, que es igual al ángulo que sigue la dirección del buque con relación a la superficie (la proa del barco) y al fondo del mar.

Conociendo la posición inicial del barco, y el rumbo (verdadero o de superficie) y la velocidad (de máquinas), podemos resolver el triangulo de la corriente, con la situación real y la estimada del barco al cabo de 1 hora, como vemos en la siguiente figura.

En la figura de arriba podemos observar que si partimos de una situación conocida A, y ponemos un rumbo Rv (o Rs en caso de estar afectado por un viento) con una velocidad constante de máquinas Vm, al cabo de una hora nuestra situación debería de ser la situación estimada Se.

Sin embargo, tras obtener una situación verdadera (por ejemplo con dos nuevas líneas de situación (demoras, marcaciones etc.)), vemos que nos encontramos en el punto B . Esto significa que una corriente de rumbo Rc e intensidad Ihc nos ha desplazado durante nuestra navegación desde Se hacia B. Por lo tanto, el rumbo y la velocidad a la que hemos navegados es el vector Ref (Rumbo efectiva o eficaz) y la velocidad Vef (Velocidad efectiva o eficaz).

Para saber si estamos o no afectados por una corriente, hay que comparar una situación estimada (Se) con una situación real (B) en el mismo momento, y partiendo de una situación real conocida (A).

Es importante tener en cuenta que, para resolver el triángulo de la corriente con la carta náutica, y poder calcular tanto el Rumbo y la Velocidad efectiva del barco, como el Rumbo y la intensidad horaria de la corriente, hay que realizar esos cálculos para el periodo de una hora. Por ejemplo, si los datos que tenemos corresponden a media hora de navegación, habrá que multiplicar por dos, tanto la velocidad de la corriente (IhC – Intensidad horaria de la corriente) como la velocidad efectiva.

Todos estos conceptos se comprenden mejor, y de forma sencilla, al resolver los diferentes tipos de problemas prácticos que veremos en detalle a continuación.

Este contenido solo está disponible para subscriptores de navegantesoceanicos.com

Efecúe Log In para desbloquear.