1.3. ABANDONO DE LA EMBARCACIÓN.

a) Medidas a tomar antes de abandonar la embarcación.

– Evaluar detenidamente el estado de la embarcación antes de decidir su abandono. En muchas ocasiones, aunque un barco esté seriamente dañado sigue siendo el lugar más seguro, y no debe ser abandonado.

– El patrón o capitán es el único autorizado legalmente para dar la orden de abandono de un barco. El patrón debe evaluar todas las circunstancias antes de tomar esta decisión tan importante.

– Solicitar auxilio (señal MAYDAY) mediante comunicaciones radio VHF (en fonía en canal 16 o alerta de socorro con llamada selectiva digital en canal 70), en HF (frecuencia de socorro 2182 khz) y/o mediante comunicaciones satélite (Inmarsat, Iridium, etc.).

– Se alistará todo el material que pueda ser de utilidad a bordo de la balsa salvavidas. Agua, comida, botiquín, radio portátil, satélite portátil, gps/plotter portátil, teléfono móvil, linterna, cuchillos, señales pirotécnicas.

– El patrón dará instrucciones a la tripulación sobre como se va a realizar el abandono, y sobre el uso de la balsa (o balsas) salvavidas. También les indicará la demora y distancia la tierra más próxima.

– La tripulación se preparará para el abandono cogiendo ropa de abrigo, gorra, y se colocará el chaleco salvavidas.

Este contenido solo está disponible para subscriptores de navegantesoceanicos.com

Efecúe Log In para desbloquear.