Introducción

Este capítulo complementa la Unidad Teórica 10 “teoría de la navegación” e incluye gráficos, explicaciones y ejemplos prácticos de como utilizar la carta de navegación y resolver los problemas del examen de Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER). Para preparar este capítulo se recomienda tener a mano la carta náutica de Estrecho de Gibraltar, publicada por el Instituto Hidrográfico de la Marina, un compás y un transportador, y practicar con dichos ejemplos. Además, al final del capítulo encontrarás un enlace a preguntas de test frecuentes (problemas de carta náutica de las últimas convocatorias del PER).

1. COORDENADAS.

Dado un punto de la carta, conocer las coordenadas.

Para obtener las coordenadas (longitud y latitud) de un punto en la carta náutica, se procede de la siguiente forma:

– Latitud: trazar una recta horizontal desde el punto (paralela a las rectas que representan los paralelos) obteniendo de esa manera la latitud.

– Longitud: Trazar una recta vertical desde el punto (paralela a los meridianos) y obtenemos la longitud.

Dadas las coordenadas de un punto, situarlo en la carta.

Para pintar un punto en la carta conociendo su latitud y longitud, es el mismo caso anterior, pero a la inversa. Desde la latitud indicada se traza una línea horizontal (paralela a los paralelos) y desde la longitud se traza una línea vertical (paralela a los meridianos). El cruce de ambas rectas es la situación.

Otra forma de situar a un punto en la carta (o de conocer las coordenadas) es mediante el uso del compás. Con centro en el punto, se tangentea a un paralelo próximo que esté pintado en la carta, y se traslada a la escala de latitudes. Igualmente se obtiene la longitud, si tangenteamos desde el punto al meridiano más próximo y trasladamos la medida del compás a la escala de longitudes. 

2. DISTANCIA Y RUMBO DIRECTO.

Forma de medir las distancias sobre la carta.

Para medir la distancia entre dos puntos (A y B) en la carta náutica, medimos con un compás la distancia entre ambos, y a continuación trasladamos esa medida del compás a la escala de latitudes y obtendremos la distancia entre A y B en millas; teniendo en cuenta que un minuto de latitud equivale a una milla náutica (un grado son 60 millas).

Nota: ¡Ojo: nunca se miden las distancias en la escala de longitudes!

Hay que tomar la medida en la escala de latitudes (derecha e izquierda de la carta) lo más cerca posible de la posición de los puntos (A y B en este caso). Esto es debido a que al ser una carta con “proyección mercator” la distancia entre los paralelos no es siempre la misma y va aumentando conforme se alejan del Ecuador, por lo que la medida tomada será diferente. Esta consideración es más importante en las cartas generales (con zonas de gran extensión) donde las variaciones en las medidas pueden ser muy significativas.

Forma de trazar y medir los rumbos.

Rumbo es el ángulo que forma la línea proa-popa del barco y el meridiano de lugar, y si el meridiano es el geográfico (Norte verdadero) entonces es el Rumbo verdadero (Rv).

Para trazar y medir los rumbos (y también las demoras) en la carta náutica se utiliza el transportador; siendo el más habitual el transportador cuadrado (o rectangular) en el que se representan los 360º. Las divisiones en grados van marcadas en el borde del transportador.

Para determinar cual es el rumbo verdadero (Rv) entre dos puntos (por ejemplo para ir del punta A al B en la figura), se coloca el centro del transportador sobre el punto A y, con el Norte del transportador en posición vertical y hacia arriba (es decir, señalando al Norte verdadero), a continuación se traza una recta entre A y B y el transportador nos indica el rumbo verdadero.

Por otro lado, si conozco el rumbo verdadero y la situación, con el transportador lo puedo trazar directamente en la carta, como vemos en la figura. Es importante tener en cuenta es que en las cartas náuticas se trazan los rumbos verdaderos (Rv), y si nos proporcionan un Rumbo de aguja (Ra) hay que hacer la conversión a verdadero para poder llevarlo a la carta.

Además, en el caso de que estemos realizando cálculos donde intervengan el viento (abatimiento) o corriente (deriva), en estos casos lo que se traza en la carta náutica son los rumbos de superficie o eficaces (o una combinación de ambos).

Este contenido solo está disponible para subscriptores de navegantesoceanicos.com

Efecúe Log In para desbloquear.